Los mejores deportes para practicar en otoño

Tras el verano y las vacaciones llega el momento de retomar la actividad física. Te damos algunas ideas para que este otoño te mantengas en forma haciendo deporte.

Deporte de otoño

El otoño está a la vuelta de la esquina. Se trata de una estación que durará exactamente 89 días y 20 horas, y durante la cual, la longitud del día se acortará muy notablemente. Con la llegada de esta nueva estación muchos de nosotros nos marcamos una serie de metas, entre las cuales destacan recuperar el ritmo de trabajo y ponerse de nuevo en forma después de un verano de relax.

Sin embargo, y a pesar de sus defectos (cierto es que las lluvias son abundantes), el otoño es una magnífica época para practicar deporte, sobre todo porque las temperaturas bajan notablemente y se sitúan en un umbral muy adecuado para la práctica de actividades al aire libre. Como bien sabemos todos, en verano se recomienda evitar las horas de sol, ya que los rayos del astro rey pueden ser realmente perjudiciales. Pero no es así en otoño, ya que la incidencia de los rayos UVA baja de forma radical.

A continuación haremos un recorrido por los deportes más aconsejables para practicar en otoño.

Senderismo

Aquellos que practican habitualmente el senderismo ya lo saben: el otoño es una época inmejorable para practicar este deporte. En España tenemos la suerte de que existen infinidad de rutas de distintas dificultades situadas a lo largo de toda la geografía del país. Es una actividad genial para practicar junto a toda la familia, aunque siempre hay que informarse sobre la situación meteorológica antes de salir de casa. La montaña puede ser muy peligrosa si el tiempo no acompaña.

Por supuesto, nuestra salida al campo también puede servirnos para recoger alguna que otra seta en el camino, las cuales, como ya vimos en este artículo, poseen grandes beneficios nutricionales.

Ciclismo

El ciclismo se ha convertido en un auténtico deporte urbano. Además de salir a hacer rutas por pistas forestales (una experiencia de lo más recomendable), el otoño es un gran momento para dejar el coche aparcado y coger la bicicleta para ir al trabajo o al centro de estudios. De esta forma, además de hacer un gran favor al medio ambiente, aprovecharemos para ponernos en forma durante nuestros trayectos rutinarios del día a día.

Running

Ciertamente, las temperaturas otoñales son ideales para salir a correr. De hecho, el otoño tiene una gran ventaja frente a la primavera (durante la cual la temperatura también es agradable) y es que durante esta estación muchas personas alérgicas lo pasan realmente mal si pasan demasiado tiempo al aire libre. Además en otoño regresa la temporada de carreras populares, por lo que es muy fácil encontrar nuevas fuentes de motivación para superar nuestras marcas atléticas.

Precauciones antes y después de la práctica deportiva

En definitiva, el otoño es una estación que destaca por su temperatura moderada y agradable, la cual cosa la convierte en una época del año óptima para practicar deporte al aire libre.

Es bien sabido que las personas con diabetes pueden y deben hacer ejercicio, ya que llevar una vida activa, sin duda, ayuda en el tratamiento de dicha enfermedad. Sin embargo, cabe recordar que es importante estar alerta a ciertos síntomas a la hora de hacer ejercicio. Es necesario que nuestro médico especialista informe a la persona con diabetes sobre qué concentraciones de azúcar son adecuadas o inadecuadas para la realización de actividades exigentes a nivel físico.

Soluciones para la diabetes proporciona la Guía práctica de actividad física y diabetes, donde se especifica los beneficios que comporta la práctica de ejercicio, recomendaciones para evitar hipoglucemias o cetosis, y medidas preventivas antes de realizar deporte, entre muchos otros consejos.

Si quieres descubrir más recursos sobre diabetes, en la biblioteca de Soluciones para la diabetes puedes encontrar varias guías prácticas en formato PDF y descargables.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.