10 mitos y creencias negativas sobre la diabetes

La sociedad, en general tiende a perpetuar mitos que no ayudan a normalizar la vida de las personas con diabetes, y pueden causar frustración y malos entendidos.

La sociedad tiende a perpetuar mitos que no ayudan a normalizar la vida de las personas con diabetes

En lo que se refiere a la diabetes, existen muchas falsas creencias que pueden afectar la percepción que los pacientes y su entorno tienen respecto a la enfermedad.

Por este motivo, queremos dedicar este articulo a desmontar algunos de estos mitos, con el objetivo de verter un poco más de luz respecto a el origen, tratamiento y características específicas de la diabetes. Para realizar este documento nos basaremos en las explicaciones de Larisa Suárez, pediatra endocrinólogo del Hospital Sant Joan de Déu.

1. Las personas con diabetes tipo 1 no pueden comer dulces

Por supuesto, las personas con diabetes deben controlar su alimentación y seguir una dieta equilibrada y racionalizada (como el resto de personas). El consumo de dulces no está recomendado para ningún segmento de la población, pero sí que es cierto que las personas con diabetes deben tener en cuenta una serie de cuestiones adicionales: controlar la glucemia, las raciones de hidratos de carbono que consumen y la administración de la insulina necesaria.

2. Comer dulces provoca diabetes

Falso. La diabetes tipo 1 es una enfermedad de tipo autoinmune, que sucede cuando el páncreas, de forma progresiva, deja de producir insulina. El consumo de azúcares no es la causa de la diabetes tipo 1, aunque, por supuesto, se debe limitar el consumo de estos. Este mito tiene su origen en los factores de riesgo para sufrir diabetes de tipo 2. El consumo de dulces puede provocar obesidad, que se trata de un factor que puede desencadenar en la aparición de diabetes tipo 2.

3. Los niños con diabetes no pueden practicar deportes

¡Totalmente falso y muy desacertado! De echo, en niños con diabetes se recomienda realizar actividad física de forma regular, ya que el deporte combinado con las dosis correctas de insulina y una alimentación bien planificada, es un factor que ayuda a mantener al niño en un estado saludable gracias a unos valores de glucosa más estables.

4. La diabetes tipo 1 se puede tratar con pastillas.

La diabetes tipo 1 no puede tratarse con pastillas. La forma de tratar la diabetes es con la administración de insulina, varias veces diarias, a través de inyecciones subcutáneas. Gracias a este tratamiento, se compensa la muerte de las células β del páncreas, encargadas de la producción de la insulina. Esta hormona tiene la función de mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de los valores adecuados para nuestro organismo.

5. La diabetes se puede prevenir

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir en ningún caso. En cambio, hasta el 80% de los casos de diabetes tipo 2 sí que se pueden prevenir a través de la adopción de hábitos saludables. El cuidado de la alimentación y la realización habitual de actividad física (deporte) es esencial para mantener un peso saludable y prevenir un posible caso de diabetes tipo 2.

6. Los niños con diabetes tipo 1 deben evitar los hidratos de carbono

¡Imposible! Los hidratos de carbono son la fuente principal de energía para nuestro organismo. De echo, los hidratos deben proporcionar del 50 al 55% de las calorías que se ingieren diariamente. La adopción de una dieta baja en hidratos de carbono significa que la proporción de proteínas y grasas será mayor. Esto, durante un período largo de tiempo, puede incrementar los niveles de colesterol en sangre, lo que puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades de tipo cardiovascular. En conclusión, las personas con diabetes deben mantener un plan de alimentación sana y equilibrada, sin desajustes extremos en la proporción de macronutrientes.

7. Las personas con diabetes tipo 1 deben comer alimentos “especiales”

Esto no es cierto. Las personas con diabetes tipo 1 no están obligadas a consumir alimentos “especiales”. Como ya hemos apuntado, lo que deben hacer las personas con diabetes es cumplir con un plan de alimentación equilibrado, como cualquier otro individuo. Sí que es cierto que para controlar la diabetes es importante distinguir los grupos de alimentos, cuantificar las raciones de hidratos de carbono, y distinguir los distintos edulcorantes que existen. En el caso de tener cualquier duda, lo adecuado es consultar con el equipo que lleva su diabetes

8. La diabetes es contagiosa.

¡Falso! La diabetes no se contagia como un resfriado o una gripe, de hecho no existe ningún indicio de que sea contagiosa. Se trata de un bulo que puede llegar a confundir a la sociedad.

9. Las personas con diabetes son más propensas a enfermarse.

Las personas con diabetes no tienden a enfermarse más que cualquier otra persona, aunque si es recomendable vacunarse contra la gripe. Hay que prevenir cualquier enfermedad por las posibles complicaciones en el control de la diabetes que pueda suponer.

10. La fruta es un alimento saludable, así que se puede comer cualquier cantidad.

Es cierto que la fruta es un alimento saludable que contiene fibra, minerales y muchas vitaminas. También contiene carbohidratos que se deben de tener en cuenta ya que forman parte del plan de comidas de cada persona. Por estos motivos, se debe de consultar con su médico especialista los tipos de fruta más adecuado y la cantidad que se debe de comer.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.