¿Qué es la diabetes LADA?

Además de los tipos más conocidos de diabetes como el tipo 1, 2 y la diabetes gestacional, existen otros con características diferentes.

Tipos de insulina prolongada

La investigación médica está siempre en constante evolución, y con el tiempo vamos profundizando y conociendo mejor a todo lo que concierne al mundo de la salud. El conocimiento de la diabetes ha mejorado mucho los últimos años, lo que nos ha permitido descubrir algunas diferencias en cuanto al diagnóstico de algunas personas.

A los tipos 1 y 2 de diabetes, probablemente los más habituales (sobre todo el segundo por su alta prevalencia), y a la diabetes gestacional, que tiene unas particularidades muy concretas, habría que añadir otro tipo de diabetes que presenta algunas cosas en común con los tipos anteriores, pero también diferencias.

Diabetes LADA o diabetes 1.5

La diabetes LADA (Latent Autoimmune Diabetes of Adulthood, o diabetes autoinmune latente del adulto en castellano), es un tipo de diabetes autoinmunitaria poco frecuente que se presenta en adultos mayores de 30 años.

También conocida como diabetes de progresión lenta debido a sus características y edad de aparición, la diabetes LADA tiene características que la diferencian de los tipos 1 y 2, aunque comparta bastante con el primer tipo (de ahí que también se la conozca como diabetes 1.5, como si fuera un tipo que parte del primero).

La diabetes LADA hace que el sistema inmune no reconozca las células beta del páncreas, que como sabéis son las responsables de la producción de la insulina, y por tanto estas son atacadas. La diferencia respecto a la diabetes tipo 1, es que la inyección de insulina de forma externa no es necesaria debido a que este ataque se produce de forma lenta y progresiva tras el diagnóstico, haciendo que con el tiempo sí sea necesaria la insulina.

Las principales características de la diabetes LADA son:

  • Aparición tardía, a partir de los 30 años o más.
  • No requerir insulinoterapia en el inicio, pero sí más adelante.
  • Mayor presencia de anticuerpos contra los islotes pancreáticos.
  • Igual que la diabetes tipo 1, no es hereditaria o tiene menor riesgo de serlo en comparación con el tipo 2.

Al darse casos donde el páncreas todavía produce insulina, pueden darse casos de diagnóstico de diabetes tipo 2 en personas con diabetes LADA al no requerir pauta de insulina.

Diagnóstico y tratamiento de la diabetes LADA

El diagnóstico de la diabetes LADA puede confundirse con el de la diabetes tipo 2 al tener ciertas similitudes, como la no necesidad de tratamiento con insulina. La ausencia de factores de riesgo como la obesidad, o hiperglucemias mal controladas a pesar del uso de medicamentos orales, pueden indicar que no se trata de tipo 2.

Como comentábamos anteriormente, una mayor presencia de anticuerpos pancreáticos (detectable mediante un examen de anticuerpos insulínicos) en personas diagnosticadas recientemente y sin pauta de insulina, puede servir como indicador de diabetes LADA, y desestimar el diagnóstico de diabetes tipo 2.

El tratamiento de la diabetes LADA no difiere del tratamiento de otros tipos de diabetes. En cualquier caso, una dieta saludable y equilibrada controlando los hidratos de carbono, la actividad física regular, y tratamiento con medicamentos orales suele ser lo habitual en el inicio.

Más adelante, a medida que el páncreas va perdiendo la capacidad de generar más insulina, es cuando se necesitaría iniciar el tratamiento para obtenerla mediante inyecciones.

El tratamiento y recomendaciones podrán variar si se realiza un diagnóstico temprano y acertado de la diabetes LADA, pero para ello es imprescindible (como siempre) acudir a un profesional médico para que evalúe cada caso de forma individual. La investigación en diabetes no se detiene, y cada vez tenemos más información que nos permite conocer más en profundidad cómo funciona y cómo podemos diferenciar los diferentes tipos que hay.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.