Prevención de la hipoglucemia en el deporte

Uno de los aspectos más importante a tener en cuenta en las personas con diabetes durante la practica ejercicio es la posibilidad de hipoglucemias o cetosis.

Control de la glucosa en la sangre durante la practica de ejercicio

La practica de ejercicio puede disminuir la glucosa en sangre por lo que se debe de coger la costumbre de realizar controles preventivos cuando se practica algún tipo de deporte para poder prevenir la hipoglucemia.

American Diabetes Association nos muestra como la actividad física produce un efecto que varía dependiendo de muchos factores, entre ellos el tiempo. Por lo tanto, dependiendo de cada caso la reacción de la glucosa puede ser diferente.

Para entender la reacción de la glucosa en cada caso, American Diabetes Association recomienda:

  • Medir el nivel de glucosa en sangre antes y después de hacer ejercicio para descubrir los efectos que tiene la realización de deporte.
  • Comprobar los resultados de las mediciones de glucosa en el cuerpo cuando se realizan diferentes actividades físicas.

La hipoglucemia en la actividad física

Cuando la glucosa en sangre es inferior a 55 mg/dl (inferior a 70mg/dl según la fuente), aparece el coma hipoglucémico o Coma diabético. El coma hipoglucémico es una complicación bastante frecuente en el tratamiento de la diabetes, sobretodo en la diabetes tipo 1.

Hipoglucemia en diabetes

La principal causa desencadenante suele ser el ejercicio físico intenso pero no es la única, una dosis excesiva de insulina, una reducción en la ingesta o una omisión de esta después de la administración de la insulina, así como un periodo de vómitos y diarreas o un exceso de alcohol, son otros de los factores determinantes que nos pueden derivar a un coma hipoglucémico.

En deportistas habituales diabéticos o personas de intensa actividad, es relativamente frecuente encontrarnos en situaciones de hipoglucemia o coma diabético. Para prevenir esta peligrosa situación es importante conocer como debemos actuar, conocer nuestro organismo y sus señales, ser conscientes de los propios límites, y seguir una serie de consejos prácticos.

Cuando los niveles de glucosa en sangre son tan bajos, el encéfalo no es capaz de captar glucosa, y aparecen signos y síntomas tales como sudación excesiva, palidez, agitación, confusión y perdida de consciencia (coma). Cuando esto nos suceda, la mejor solución es administrar glucosa en forma de azúcar (se puede ingerir mezclado con agua), o alimentos con un elevado índice glucémico (IG) que harán que la glucosa en sangre suba rápidamente. Si la persona que ha sufrido el coma hipoglucémico se encuentra inconsciente, hay que administrar glucagón, que es la hormona que provoca el efecto contrario a la insulina (es decir, provoca que se libere glucosa a la sangre) ya que si le obligamos a ingerir algún alimento o líquido, corremos el riesgo de que la persona inconsciente se asfixie.

Es muy aconsejable cuando salimos a correr o realizamos una actividad física intensa, llevar siempre encima una placa o una tarjeta en la que se nos identifique como diabéticos e incluso que lleve gravada un número de teléfono para emergencia médica, e informar a familiares y compañeros de “running” o de la actividad que se realice sobre que deben hacer en caso de coma diabético

Soluciones para la diabetes proporciona la Guía práctica de actividad física y diabetes, donde se especifican diferentes estrategias para evitar la hipoglucemia o la cetosis durante la práctica de ejercicio.

Enlaces relacionados:

Diabetes y rendimiento deportivo

American Diabetes Association: Hipoglucemia

Compartir artículo

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here