Dietas proteicas para personas con diabetes

La reducción del consumo de hidratos de carbono en personas con diabetes debe consultarse y supervisarse por un especialista.

La carne roja es un alimento rico en proteína

Las dietas de alto contenido proteico están muy de moda. Habitualmente, este tipo de dietas suelen asociarse a la pérdida de peso o a la obtención de más masa muscular. Esto es debido a que la proteína es un tipo de macronutriente (junto con los hidratos de carbono y las grasas) que tienen mayor impacto en la creación y fortalecimiento de músculo.

Junto a la creencia de que los hidratos de carbono “engordan”, muchas personas prescinden de ese macronutriente en pos de consumir más proteína de la necesaria. Pero, ¿qué puede suponer para una persona con diabetes reducir los niveles de hidratos de carbono y de grasas para su organismo? Lo explicaremos a continuación.

El impacto de la dieta proteica

Como ya sabemos, los hidratos de carbono son nuestra principal fuente de energía. Normalmente, una dieta proteica implica tener un consumo menor de hidratos y grasas para compensar ingerir más de este macronutriente. Al reducir al mínimo el consumo de hidratos de carbono, nuestro organismo se ve obligado a obtener la energía de fuentes alternativas, y la alternativa son los cuerpos cetónicos (compuestos derivados de la oxidación de la grasa).

Como consecuencia de los bajos niveles de azúcar en sangre, se comienzan a degradar las reservas de grasa para utilizar los cuerpos cetónicos para obtener glucosa. Este proceso se denomina gluconeogénesis, y conlleva también un mayor gasto de energía que la obtención de glucosa a partir de hidratos de carbono. Además, la concentración elevada de cuerpos cetónicos, hace que nuestra sensación de apetito disminuya.

Cuando se relaciona este tipo de dieta con la pérdida de peso, es precisamente porque una mayor e inusual concentración de cuerpos cetónicos provoca un efecto saciente que lleva a la pérdida de apetito que comentábamos anteriormente.

Dietas proteícas para personas con diabetes

Cuando eliminamos o reducimos de forma drástica y sin supervisión un macronutriente como los hidratos de carbono, puede llevar a que las personas con diabetes presenten algunas complicaciones:

  • El filtrado glomerular puede verse aumentada debido a la cantidad de deshechos a eliminar, y puede llevar a acelerar el deterioro de los riñones. En personas con nefropatía diabética esto puede verse todavía más acentuado.
  • Las dietas hiperproteicas suelen ir acompañadas de un déficit de vitaminas y minerales, que son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por lo tanto, siempre deben estar suplementadas.
  • Un descenso brusco de la ingesta de hidratos suele ir ligado a un descenso en la ingesta de fibra alimentaria.
  • En caso de no beber suficiente agua, este tipo de dietas pueden provocar deshidratación derivada de la cantidad de agua que expulsamos para eliminar los residuos creados.

¿Qué es la cetosis?

La cetosis (proceso de degradación de cuerpos cetónicos) es un mecanismo fisiológico que el organismo utiliza como recurso para obtener glucosa y no conlleva cambios en el pH sanguíneo, pero hay que hacer hincapié en la importancia de un control por parte de un nutricionista para evitar una cetoacidosis (excesiva concentración de cuerpos cetónicos) que provocaría síntomas indeseados.

La cetoacidosis es una de las complicaciones derivadas de la diabetes más común, y puede presentarse con estos síntomas:

  • Sed excesiva
  • Poliuria (ganas constantes de orinar)
  • Debilidad y sensación de fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Falta de aire y confusión

Si los niveles de cetonas y de glucosa son altos podría significar que no tenemos nuestra diabetes bajo control. En este caso, lo recomendable siempre es asistir al médico y que sea un especialista quien nos diga cómo poner remedio a esta situación.

Y recordad que en Soluciones para la Diabetes hemos creado la Guía Práctica de los Cuerpos Cetónicos, para que tengáis información complementaria siempre a vuestro alcance.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.