¡Es primavera! ¡Iníciate en la práctica deportiva!

Las temperaturas cálidas y el aumento de las horas de sol del día son una excusa perfecta para empezar a practicar cualquier deporte y mantener una vida activa.

Paseo en bicleta por la naturaleza

Llega la primavera y con ella el buen tiempo. Somos testigos de cómo se van alargando los días y sentimos la necesidad de aprovechar mejor esas horas extras de luz, así que ¿por qué no aprovechar e iniciarnos en la práctica deportiva?

Como siempre recordamos, la actividad física es uno de los pilares básicos para mantener la diabetes a raya junto con el tratamiento y la alimentación. Es por eso que hoy nos gustaría proponer, aprovechando que llega una estación con un clima más templado y agradable, algunos deportes para hacer al aire libre.

Senderismo o trekking

Empieza el deshielo en las montañas y el paisaje vuelve a estar lleno de color. Es un gran momento para explorar nuevos rincones desconocidos de la naturaleza. Puedas empezar haciendo una pequeña ruta por caminos junto a la playa, parques o buscar senderos entre la montaña. La familia y amigos son buenos compañeros de aventura.

Running

Uno de los deportes que están más de moda últimamente. Tanto por la ciudad como por zonas más naturales te encontrarás a personas practicando running. Puedes buscar una zona cerca de casa e ir acompañado de tu música o de algún amigo. Puedes marcarte objetivos, como mejorar tu tiempo o hacer más kilómetros, para ir superándolos poco a poco, verás que es muy gratificante ver tu progreso.

Ciclismo

Montar en bicicleta es una actividad ideal para realizar en familia o solo, además puedes practicarla bajo la intensidad que tu decidas. Si dar un paseo se te queda corto, debes de tener en cuenta que aumentar la intensidad requiere cierta forma física y resistencia. Es una practica deportiva apta para todos y así mantendrás fuerte la musculatura de la piernas y el tronco, además de mejorar tu resistencia cardio-pulmonar.

Deportes de equipo

Fútbol, baloncesto o pádel. Este tipo de deporte nunca deja de practicarse aunque haga frío porque tienen mucho calado en la sociedad, especialmente el fútbol o el basket. Hacer deporte en equipo siempre es bueno: mantienes contacto con amigos o compañeros de equipo, te obliga a ser más constante ya que los demás dependen un poco de ti, y lo convierten en una actividad más social. Aunque algunos puedan practicarse en pista cerrada, la primavera es un buen momento para salir al exterior a jugar.

Yoga

Si lo tuyo es hacer algo un poco más relajado aquí está tu deporte. La práctica de Yoga te ayudará a relajar cuerpo y mente, mejorarás en flexibilidad y te mantendrás en forma. La primavera es la época perfecta para la práctica de este deporte ya que el sol no calienta demasiado y tampoco hace frío.

Natación

Con la llegada del calor es un buen momento para empezar a practicar natación.  El verano está a la vuelta de la esquina y apetece mucho pegarse un chapuzón en el mar o en la piscina. Lo ideal es a la ultima hora de la tarde, el agua está templada, estaremos menos expuestos a posibles quemaduras solares al no estar en las horas de más riesgo, y además de favorecer a la circulación, ayudará a relajar cuerpo y mente.

Salvo aquellos deportes relacionados con el invierno como el esquí, la llegada de la primavera supone también la posibilidad de empezar a realizar actividades físicas en el exterior. Por eso, hemos querido proponer actividades que se realicen sobre todo al aire libre. Eso no quita que se pueda disfrutar de actividades de interior, ¡lo importante es que os mantengáis activos!

Soluciones para la diabetes proporciona la Guía práctica de actividad física y diabetes, donde se especifica los beneficios que comporta la práctica de ejercicio, recomendaciones para evitar hipoglucemias o cetosis, medidas preventivas antes de realizar deporte, entre muchos otros consejos.

Si quieres descubrir más recursos sobre diabetes, en la biblioteca de Soluciones para la diabetes puedes encontrar diferentes guías sobre diabetes en formato PDF descargables.

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.