La diabetes en el cine: algunas películas y un film imprescindible

Hoy vamos a hablar de cine, concretamente de cómo se sigue escenificando la diabetes como un hecho trágico, que solo trae tristeza y tragedias al personaje principal de la historia y a su familia.

Es cierto que ser diagnosticado de diabetes tipo 1 no es lo mismo que ganar un fin de semana para dos personas en cualquier lugar. Pero una vez superado el debut y aceptada una forma de vida más saludable hay que seguir adelante, y aunque a partir de ahora se deben tener en cuenta muchas cosas que antes ni nos planteábamos, no hay que dejar de lado ni nuestras metas ni nuestra vida normal.

No permitas que te digan que tú no puedes

Con precaución, el apoyo de tu entorno y la ayuda de tu endocrino sí se puede, claro que sí.

En algunas historias que encontramos en el cine se sigue fomentando historias con información errónea, incompleta, alimentando el desconocimiento y mitos. Si os gusta abrir Netflix y pasar un buen rato viendo una película, y además queréis conocer a los personajes con Diabetes más conocidos de la historia del cine, os recomendamos las siguientes películas:

Panic Room

(2002, D. Fincher) Es un clásico del cine y una de esas películas que te enganchan desde el minuto 1. Su director David Fincher realizó una sobresaliente dirección, teniendo en cuenta que los personajes una madre (Jodie Foster) y su hija (Kristen Stewart) son secuestradas en su propia casa y que prácticamente toda la película transcurre en una habitación secreta dónde consiguen encerrarse.

Fincher consigue crear una atmósfera claustrofóbica digna del mejor thriller, extiende el suspense durante prácticamente toda la duración de la película, y consigue mantenerte en vilo hasta el desenlace final. Aunque para dar más dramatismo decide que el personaje de la hija tiene Diabetes tipo 1, obviamente durante su encierro sufre una hipoglucemia acompañada de espasmos que la madre detiene que una inyección de glucagón.

Además de ser una película muy recomendable, el lado positivo es que después del estreno Kristen Stewart colaboró con varias organizaciones, participando en la caminata anual de la Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil.

Broken 

(2012, R. Norris) Un film más reciente con una buena trama donde el director trata temas como el acoso escolar, el inicio de la adolescencia, el primer amor y un entresijo nada fácil de problemas familiares y sociales con algunas pinceladas de humor.

La película, aunque puede resultar un poco lenta al principio, relata la historia de una niña de 11 años (Eloise Laurence) con Diabetes tipo 1. Es cierto que en este caso también se vuelve a utilizar el recurso de la diabetes para dar más dramatismo a la historia, aunque también es cierto que no se da un uso exagerado ya que únicamente se ve a la niña controlando su nivel de glucemia varias veces durante el film.

Película educativa sobre diabetes

Para acabar os proponemos una película que trata de forma mucho más real la Diabetes y que que toda persona con Diabetes y sus familiares deberían ver:

Punto de Equilibrio

(1998, E. Parysow) Se trata de la primera película argentina sobre la educación en diabetes. Es un film motivador dirigido por Ernesto Parysow y con la revisión científica del Dr. León Litwak. Presenta una interesante historia emocional donde muestra la Diabetes desde el diagnóstico de dos personas y cómo impacta en su entorno familiar, laboral y como se enfrentan a las distintas etapas con éxito.

Además de recibir numerosas críticas positivas, ha sido descrita como una película que cualquier persona debería ver para conocer en en profundidad la Diabetes. Si queréis más información sobre este film podéis consultar este enlace.

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.