Beneficios de la pasta integral

Las pastas corresponden al grupo de alimentos conocidos como cereales, los cuales son encargados de proveernos energía.

La alimentación es un asunto de vital importancia para las personas con diabetes, ya que afecta directamente a los niveles de glucosa. Por este motivo, es habitual que surjan dudas y preocupaciones sobre lo que se puede o no se puede comer. En Soluciones para la Diabetes, siempre recomendamos acudir a nuestro médico o a un nutricionista para que nos ayude a resolver cualquier consulta que tengamos referente a nuestra dieta, pero también es importante conocer los alimentos y sus propiedades.

La pasta es algo que gusta a casi todo el mundo, aunque como bien sabrás, su consumo no está recomendado en personas con diabetes por su alto índice glucémico. Pero, ¿cuáles son las alternativas? ¿Puedo darme un capricho? La respuesta a estas preguntas tiene fácil solución, y se llama pasta integral.

Beneficios y características de la pasta integral

La pasta integral posee un índice glucémico menor que la pasta blanca, por ello se convierten en un excelente aliado para controlar la Diabetes y otorga los siguientes beneficios:

  1. Mejora la digestión:
    La fibra que contiene en las cascarillas de trigo pone a trabajar a nuestros intestinos, previniendo así el estreñimiento. Además, este nutriente también ayuda porque barre el colesterol y los triglicéridos de su camino, lo que resulta benéfico para prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  2. Incrementa la sensación de saciedad:
    La fibra que contiene las pastas integrales, no aumenta calorías, pero si incrementa el volumen del alimento, haciendo que el estómago rápidamente se sienta satisfecho.
  3. Ayuda a manejar la Diabetes:
    Para las personas que viven con Diabetes, las pastas integrales son ideales porque están compuestas de carbohidratos de lenta absorción, lo que hace que la glucosa en sangre aumente de forma paulatina.
  4. Beneficia la circulación:
    Gracias a que estas pastas contienen selenio, la circulación y el corazón se ven favorecidos con su consumo.

Conocer estos beneficios no debe servir de excusa para ingerirla todos los días o varias porciones al día. Recuerda que no conviene comerla de manera excesiva, o acompañándola con una salsa que contenga grasas saturadas (aunque es importante conocer qué grasas son buenas y nuestro organismo necesita). ¿Una buena opción? Aceite de oliva virgen extra, un acompañamiento ideal si queremos comer la pasta con ensalada, por ejemplo.

No solamente la pasta integral aporta beneficios a la salud, sino también cualquier otro alimento de harina integral como el pan y los granos integrales, en general, salvo alguna contraindicación o alergia alimenticia.

Y recuerda, si tienes dudas sobre alimentación o sobre qué es más apropiado para tu dieta, si tienes diabetes, acude a un profesional de la nutrición o a tu profesional médico de confianza para que, juntos, podáis resolverlas.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.