Guia práctica de los cuerpos cetónicos

0 / 5 (0 votos)

Guía de los cuerpos cetónicosLa diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica que produce un aumento anormal de los niveles de glucosa en sangre, es decir, hiperglucemia. La formación de los cuerpos cetónicos está relacionada con un déficit total o parcial de insulina que origina una situación de hiperglucemia.

Se trata de un proceso agudo, muy serio y peligroso que es necesario identificar de forma precoz para evitar las graves consecuencias que puede llegar a originar.

El páncreas de las personas con diabetes no produce suficiente insulina, o bien su cuerpo tiene resistencia a la acción de esta hormona, de manera que la glucosa no penetra en las células y se queda en la sangre, aumentando su nivel.

¿Qué son los cuerpos cetónicos y qué causa su aparición?

Cuando esta situación de hipoglucemia se mantiene, el hígado fabrica combustibles de emergencia (lipólisis) . Estos combustibles, producidos de la grasa, se llaman cetonas (o cetoácidos), en concentraciones elevadas son químicos ácidos tóxicos.

Si el cuerpo se alimenta durante demasiado tiempo de las cetonas para obtener energía enfermará. Si el nivel de acidez de la sangre es muy elevado, se vuelva ácida, la cetoacidosis puede producir un coma y la muerte

Las causas que pueden provocar la aparición de los cuerpos cetónicos son:

  • En el debut diabético al tener déficit de insulina
  • Uso incorrecto de la insulina, saltartse una dosis o que esta esté en mal estado
  • Por otras enfermedades interrecurrentes como Infecciones: neumonías, infecciones del tracto urinario Infarto agudo de miocardio Pancreatitis aguda Hipertiroidismo
  • Por efecto de otros medicaments como corticoides, antipsicóticos, interferón, tacrolimus o agentes simpaticomiméticos

Síntomas de la cetosis o cetoacidosis diabética

La presencia de cuerpos cetónicos en sangre puede desencadenar dos complicaciones agudas frecuentes y graves de la DM: la cetosis simple y la cetoacidosis diabética.

Los síntomas que deben hacer prever una situación de cetosis o cetoacidosis diabética son los siguientes:

  • Los propios de la hiperglucemia, como sed excesiva, orinar de manera frecuente y hambre exagerada y pérdida de peso
  • Debilidad
  • Aliento con olor afrutado
  • Dolor abdominal
  • Altearación de la conciencia
  • Náuseas y vómitos

Consecuencias de la formación de cuerpos cetónicos

La presencia de cuerpos cetónicos en sangre puede indicar que se está produciendo una complicación aguda y grave de la DM como la cetosis simple o la cetoacidosis diabética.

Cetosis simple

Se observa la presencia de cuerpos cetónicos en sangre junto a una situación de hiperglucemia, sin que ello provoque un descenso en el pH de la sangre. El tratamiento sería:

  • Aportar hidratos de carbono fácilmente asimilables cada 2-3 horas
  • Beber agua en tomas pequeñas y frecuentes
  • Administrar insulina rápida cada 4 horas añadida a la pauta habitual de insulina hasta la corrección de la cetosis, según las indicaciones médicas
  • Evitar el ejercicio físico
  • Evitar el consumo de grasas

Cetosis diabética

Además de la hiperglucemia y la presencia de cuerpos cetónicos en sangre en niveles más elevados que en la cetosis simple, se observa una reducción del pH de la sangre. Esto representa una consecuencia grave para el organismo, por lo que requiere tratamiento en un centro hospitalario

En este caso, el tratamiento -en centro hospitalario- adecuado sería:

  • Reposición hídrica, con la administración endovenosa de suero fisiológico
  • Aporte de hidratos de carbono con suero glucosado endovenoso
  • Aplicación de una perfusión continua endovenosa de insulina hasta que se normalice el pH de la sangre
  • Control y reposición de los niveles de potasio en sangre

Autocontrol de cuerpos cetónicos

Es importante el control de los cuerpos cetónicos para diagnosticar de manera precoz o evitar la cetosis y la cetoacidosis diabética.

Debemos controlar los cuerpos cetónicos cuando:

  • El nivel de glucosa en sangre sea superior a 250 mg/dL
  • Haya síntomas de cetosis
  • Cuando se esté enfermo, con fiebre u otras enfermedades intercurrentes

Los cuerpos cetónicos pueden medirse de dos formas: en la orina y en la sangre.

En orina

  1. Se mide el acetoacetato y no se valora el ß- hidroxibutirato, que es el cuerpo cetónico predominante
  2. Se trata de una prueba semicuantitativa
  3. Presenta falsos positivos y negativos por interacción con fármacos de uso frecuente

En sangre

  1. Se mide la cantidad de ß- hidroxibutirato
  2. Resultados cuantitativos y exactos
  3. No tiene interferencias con fármacos

 

Si queréis ampliar toda esta información podéis descargar nuestra guía práctica de los cuerpos cetónicos en formato PDF desde aquí.

guías prácticas sobre la diabetes

Esta entrada fue publicada en Tu eres el protagonista and tagged , . Guarda este enlace.