Qué son las cetonas y por qué es mejor evitar hacer deporte cuando son positivas

Cetonas positivas y deporte

En Soluciones para la Diabetes os hemos hablado de los cuerpos cetónicos anteriormente, incluso tenemos una guía práctica muy completa para conocer qué son, cómo se forman y a qué se debe su aparición.

Aunque la actividad física es uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de la diabetes, y siempre es recomendable mantenernos activos para alejar el sedentarismo y otras complicaciones que puedan venir provocadas por la inactividad, hay situaciones en las que no es recomendable practicarla.

Hoy hablaremos sobre la formación de cuerpos cetónicos y sobre qué sucede si hacemos deporte con cetonas positivas.

¿Qué son las cetonas?

La formación de los cuerpos cetónicos está relacionada con un déficit total o parcial de insulina que origina una situación de hiperglucemia. Se trata de un proceso agudo, muy serio y peligroso que es necesario identificar de forma precoz para evitar las graves consecuencias que puede llegar a originar.

Nuestro organismo requiere energía constantemente, y normalmente esa energía proviene de la glucosa que obtenemos de ciertos alimentos. Las personas con diabetes no producen suficiente insulina o tienen resistencia a esta hormona, que es la encargada de transportar la glucosa a las células para generar energía.

Síntomas de la diabetes

Si no obtenemos insulina de forma externa (mediante inyecciones, bomba de insulina, u otros métodos), la glucosa no llega a las células y se queda en la sangre, causando lo que se conoce como hiperglucemia.

En esta situación, el cuerpo obtiene energía de la grasa mediante un proceso llamado lipólisis. Las cetonas es el resultado de este proceso: combustibles producidos por la grasa.

¿Por qué no hemos de hacer deporte si tenemos cetonas positivas?

Lo primero que hay que tener claro es que la aparición de cuerpos cetónicos ya nos está indicando que algo no está como debería. Como decíamos, aparecen cuando tenemos un déficit total o parcial de insulina debido a los motivos que hemos descrito anteriormente.

Otros motivos por los que pueden aparecer cetonas son:

  • Dieta cetogénica, baja en hidratos de carbono
  • Ingesta excesiva de alcohol
  • Hacer ejercicio de forma intensa
  • Haber calculado mal las dosis de insulina necesarias
  • Enfermedades intercurrentes o infecciones
  • Por efecto de otros medicamentos

Algunos de los síntomas de la cetoacidosis diabética son los siguientes:

  • Sensación de fatiga y cansancio
  • Dolor abdominal
  • Mal aliento
  • Náuseas y vómitos
  • Confusión, desorientación

Si notamos algunos de estos síntomas no es recomendable practicar deporte. Ante todo, lo ideal es hacer una prueba para conocer el nivel de cetonas en sangre para salir de dudas y no hacer ejercicio hasta que sean negativas. Los valores que tendremos que tener en cuenta son:

  • Menor de 0,6 mmol/L: Normal o negativo.
  • 0,6 – 1,0 mmol/L: Ligeramente elevado.
  • 1,1 – 3,0 mmol/L: Riesgo de cetoacidosis.
  • > 3mmol/L: Acudir a urgencias

¿Qué hacer si tenemos cetonas positivas?

Si nuestro nivel de glucosa es superior a 250-290 mg/dl y las cetonas son positivas, nuestro organismo nos indica que no hay suficiente insulina en nuestro cuerpo. Bajo estas condiciones no debemos hacer ejercicio, y tendremos que tomar medidas para volver a una situación de estabilidad.

Nuevos medidores sin pinchazo para la diabetes

Ya hemos visto que los síntomas pueden ser más leves o más graves, y que si son graves hemos de acudir a urgencias para iniciar tratamiento por cetoacidosis diabética. En caso de ser leves, podemos hacer lo siguiente:

  • Aumentar la hidratación bebiendo agua
  • Aportar hidratos de carbono fácilmente asimilables cada 2-3 horas
  • Administrar insulina rápida cada 4 horas añadida a la pauta habitual de insulina hasta la corrección de la cetosis, según las indicaciones médicas
  • Evitar el consumo de grasas

Como veis, las cetonas positivas pueden indicar una posible complicación que puede resultar muy grave. Si hacemos ejercicio con cetonas positivas podemos aumentar y acelerar el proceso, por lo que esta es la principal razón para esperar a normalizar la situación antes de iniciar cualquier actividad física.

Si queréis ampliar información sobre los cuerpos cetónicos, Soluciones para la Diabetes ha creado una guía práctica para conocer más sobre la presencia de cuerpos cetónicos en sangre. Puedes descargarla en PDF aquí.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.