Guía práctica de los objetivos de control de la diabetes

2 / 5 (1 votos)

objetivos de control de la diabetesLas personas con diabetes tienen más riesgo que la población general de presentar complicaciones. La Diabetes tipo 2 se asocia frecuentemente a otros factores de riesgo 20cardiovascular, como la hipertensión o el colesterol alto, constituyendo lo que se conoce como “síndrome metabólico”.

La presencia de las complicaciones depende, en gran medida, del control de la glucemia y de los otros factores de riesgo. Por tanto, se debe conseguir:

  • Tener hábitos de vida saludables
  • Mantener el colesterol dentro de los límites normales
  • Hipertensión arterial controlada
  • Evitar el tabaco
  • Un buen nivel de la hemoglobina glicada (HbA1c)

El objetivo de control y el tratamiento de la diabetes deben ser integrales para todos los factores de riesgo y, para conseguirlo, es necesario utilizar todos los medios que sean necesarios.

Criterios de control de la diabetes en general

Es muy importante recordar que los objetivos de control de la glucemia y el resto de factores de riesgo deben ser siempre individualizados para cada persona, en función de sus características.

De forma global, para la mayoría de las personas, se recomienda:

  • Glucemias en ayunas menores de 80-130
  • Glucemias post-prandiales (después de las comidas) menores de 180 mg/dL.
  • Hemoglobinas glicadas menores de 7% (es el principal indicador del control de la glucemia)
  • Colesterol total menor de 200 mg/dL.
  • Colesterol de LDL menor de 100-130 mg/dL y, si existen muchos factores de riesgo o problemas vasculares, menor de 70-100 mg/dL.
  • Triglicéridos menores de 150 mg/dL.
  • Presión arterial menor de 130-140/ 80-90 mmHg.
  • Un peso razonable
  • Plan de alimentación con calorías adecuadas
  • Actividad física diaria evitando el sedentarismo
  • No fumar

Cómo conseguir controlar la diabetes

Para conseguir controlar la diabetes hay que utilizar todos los elementos terapéuticos que sean necesarios.

Para ello, es fundamental la integración de la persona con diabetes en el equipo de salud y que sea consciente de la importancia de cuidarse y de cumplir las indicaciones médicas.

Cuanto más se acerque el nivel de glucosa y el del resto de factores de riesgo cardiovascular al nivel normal, menos probabilidades habrá de que se padezca problemas de salud graves.

Es fundamental para conseguir controlar la diabetes

Seguir un plan de alimentación adecuado

El dietista ayudará a planificar las comidas que sean saludables para:

  • Lograr y mantener un peso adecuado
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares
  • Mantener bajo control la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol

Si se usa insulina

Seguir el plan de comidas sin saltarse ninguna porque la glucosa en la sangre podría bajar demasiado y provocar hipoglucemia.

Si no se usa insulina

Seguir el plan de comidas, especialmente si se toma algún medicamento para la diabetes. Generalmente, es mejor comer varias comidas pequeñas durante el día en lugar de una o dos comidas copiosas.

Realizar actividad física con regularidad

La actividad física es beneficiosa para las personas que tienen diabetes porque:

  • Ayuda a mantener el peso adecuado
  • Permite que la insulina funcione mejor para bajar la glucosa en la sangre
  • Es buena para el corazón y los pulmones
  • Proporciona más energía

Recomendaciones:

  • Consultar con el médico o con la enfermera sobre el tipo de actividad física y las condiciones en que se desea realizar
  • Realizar autocontrol del nivel de glucosa en sangre antes, durante y después de hacer ejercicio
  • No hacer ejercicio si se detecta una glucemia superior a  300 mg/dL o una superior a 250 mg/dL con cuerpos cetónicos elevados en sangre
  • Prevenir y tratar las hipoglucemias
  • Llevar consigo alimentos con carbohidratos de rápida absorción (caramelos, azucarillos, etc.) por si aparece una hipoglucemia
  • No hacer ejercicio físico importante sin acompañantes. Llevar siempre una placa identificativa indicando que presenta diabetes

Cumplir con la pauta de la medicación tal como ha sido prescrita (“adherencia al tratamiento”)

Hay tres tipos de medicamentos para la diabetes que pueden ayudar a obtener los niveles deseados de glucosa en la sangre:

  • Antidiabéticos orales (Existen distintos tipos con diferentes mecanismos de acción)
  • Insulina
  • Otros medicamentos que se administran por vía subcutánea (como los análogos de la GLP1)

Realizar autocontrol del nivel de glucosa y de los factores de riesgo cardiovascular

Control de la glucosaEl médico o el educador en diabetes enseñará cómo hacer el control con un glucómetro. También indicará la frecuencia con la que debe hacerse.

Si la persona con diabetes está enferma o su nivel de glucosa en la sangre es mayor de 250 mg/dL, es importante hacerse un control de cuerpos cetónicos en sangre para detectar la cetosis y prevenir complicaciones agudas como la cetoacidosis.

La prueba HbA1c indica el nivel promedio de glucosa en la sangre durante los últimos dos a tres meses. Es el parámetro más útil y fiable para valorar el control glucémico, pero no aporta información sobre el estado actual de la glucemia ni el riesgo de cetosis

Si queréis saber más sobre el los objetivos de control de la diabetes podéis descargar la guía práctica en formato PDF de forma gratuita desde aquí.

guías prácticas sobre la diabetes

Esta entrada fue publicada en Tu eres el protagonista and tagged , . Guarda este enlace.