Guía práctica de actividad física y diabetes

Guía actividad física y diabetes

El ejercicio físico constituye uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de la diabetes, junto con la alimentación, el tratamiento farmacológico y la educación sanitaria. Debe realizarse de forma controlada, prestando especial atención en los momentos de complicaciones o descontrol de la enfermedad.

Es necesario controlar todos los factores que pueden influir sobre la glucemia (especialmente la dieta y la medicación) y adaptarlos a la actividad física que va a realizarse. De este modo, se puede reducir el riesgo de sufrir descompensaciones de la diabetes.

A continuación haremos un breve repaso sobre todo lo que hay que saber sobre actividad física y diabetes.

Beneficios para las personas con diabetes

Actividad física y diabetesEl ejercicio físico contribuye a mejorar la salud y a prevenir enfermedades. Estas ventajas son especialmente importantes para aquellas personas con diabetes.  Así pues, la actividad física…

  • Ayuda a mejorar el control de la diabetes.
  • Favorece la pérdida de peso, debido al consumo de grasas por parte del músculo en actividad. Mejora la elasticidad muscular.
  • Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares.
  • Proporciona una reducción de la dosis de insulina si la práctica deportiva es regular.
  • Tiene evidentes beneficios psíquicos, haciendo que la persona se sienta mejor.

¿Qué ejercicios son los más recomendables?

Para saber si el ejercicio es el adecuado puede controlarse la intensidad midiendo nuestra frecuencia cardíaca. Lo idóneo es alcanzar el 60-70% de la frecuencia cardíaca máxima, calculada con la fórmula 220 menos la edad.

Uno de los ejercicios más recomendables es caminar o correr de forma suave durante 30 o 40 minutos al menos 3 veces por semana.

Los ejercicios que requieren de un esfuerzo sostenido utilizan preferentemente el metabolismo aeróbico. Estos ejercicios son más adecuados ya que no requieren un consumo brusco de energía (glucosa). Algunos ejemplos serían la natación, el montañismo, ciclismo, correr…

Aquellos ejercicios de corta duración y generalmente explosivos, como las pruebas de velocidad o el culturismo, están desaconsejados. Estos hacen que el consumo de glucosa sea menor que la producción de insulina. Además, aumentan la secreción de hormonas de contrarregulación.

También hay otros deportes desaconsejados por el riesgo que implican en caso de padecer una hipoglucemia o una lesión vascular. Estos serían los deportes de motor, las artes marciales o el buceo por ejemplo.

Principales limitaciones para las personas con diabetes

Las condición física que tengamos es algo a tener en cuenta para evitar ciertos riesgos.
En los casos que enumeramos a continuación hay que tener especial precaución y consultar con nuestro médico o especialista antes de hacer nada:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Lesiones en el sistema nervioso.
  • Lesiones en los riñones.
  • Diabetes descontrolada.
  • Si no se tiene en cuenta la adaptación de los hidratos de carbono y/o la reducción de la insulina según la actividad propuesta.

Estrategias para evitar la hipoglucemia o la cetosis durante la práctica de deporte

  1. Realizar autocontrol de glucemia media hora antes de la práctica deportiva.
  2. Realizar autocontrol de cuerpos cetónicos si la glucosa es mayor de 250 mg/dL.
  3. Disminuir la dosis de insulina antes del ejercicio físico, si es necesario.
  4. Administrar la insulina en un lugar distinto al que se vaya a ejercitar
  5. Evitar el ejercicio físico en el momento del pico máximo de acción de la insulina. .
  6. Tomar un suplemento de hidratos de carbono durante el ejercicio si éste es prolongado (cada 30 – 45 minutos).
  7. No olvidar que es esencial una buena hidratación.
  8. Aumentar la ingesta de alimentos (tipo pasta o hidratos de carbono de absorción lenta) hasta las 24 horas después de la actividad, dependiendo de la duración e intensidad, para evitar la hipoglucemia tardía inducida por el ejercicio.
  9. Aprender a reconocer las sensaciones del propio cuerpo ante las variaciones de la glucemia ocasionadas por el ejercicio.

 

Si queréis ampliar toda esta información podéis descargar nuestra guía práctica de actividad física y diabetes en formato PDF desde aquí.

guías prácticas sobre la diabetes

Compartir artículo

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here