¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes es un estado previo al diagnóstico de la diabetes que puede darse por varios motivos pero que puede ser reversible

La prediabetes como posible paso previo a la diabetes

Como sabéis, la diabetes puede ser de varios tipos diferentes: tipo 1, tipo 2, gestacional… Cada uno de estos tipos tiene unas condiciones diferentes, un tratamiento diferente, y nos afecta de forma diferente.

Cuando se da el caso de personas con diabetes tipo 1 o tipo 2, es importante saber que estos en concreto son crónicos y que todavía no se ha desarrollado una cura para ellos. La diabetes gestacional tiene la particularidad de darse solo durante el embarazo, pudiendo desaparecer posteriormente (aunque aumentando el riesgo de padecer diabetes en el futuro).

Aunque en todos los casos hay cierta predisposición genética, hay otros factores que pueden influir en la aparición de la diabetes. Es habitual empezar a experimentar síntomas de la diabetes tiempo antes de realizarse el diagnóstico, y es que hay un porcentaje elevado de personas con diabetes sin diagnosticar.

La prediabetes se puede considerar un escenario previo a la diabetes tipo 2, como veremos a continuación, pero con una diferencia muy importante: se puede revertir.

Prediabetes y personas de riesgo

Lo que se conoce como prediabetes es un nivel de glucosa anormalmente alto en el organismo. Todavía no es lo suficientemente alto para ser considerado como diabetes tipo 2, pero es un paso previo que, en caso de no controlarse, puede derivar en su aparición.

Cuando destacamos siempre la importancia de la educación diabetológica es porque, entre otras cosas, facilita la detección temprana de la diabetes. Conocer los síntomas nos ayudará a saber si podemos tener diabetes o no, y cuanto antes lo sepamos antes podremos empezar el tratamiento y evitar posibles complicaciones.

La prediabetes no muestra síntomas visibles en la mayoría de casos. Algunas personas pueden presentar un ligero oscurecimiento en la piel de las axilas o en algunas zonas del cuello, pero es difícil saber si nos encontramos en esta situación.

Lo que sí sabemos es que hay ciertas personas que pueden ser más propensas a padecerla:

  • Personas con sobrepeso u obesidad
  • Personas poco activas (ya hemos hablado de los peligros del sedentarismo anteriormente)
  • Personas mayores de 45 años
  • Personas con familia directa con diabetes
  • Personas con presión y colesterol altos
  • Mujeres que hayan tenido diabetes gestacional
  • Personas con un perímetro de cintura superior a 100cm en hombres y 90 en mujeres
  • Personas con una alimentación rica en carne roja, procesados y azúcares añadidos

Estos son algunos grupos de riesgo de cara a la aparición de la prediabetes. En estos casos, es recomendable realizarse alguna prueba que nos indique si nuestro nivel de glucosa está por encima de los límites habituales.

Diagnóstico y riesgo de la prediabetes

Actualmente se puede realizar el diagnóstico de la prediabetes de dos formas: mediante una prueba de A1c o mediante una prueba de glucosa en sangre en ayunas.

¿En qué consiste la prueba A1c?

La prueba A1c (también conocida como prueba de la hemoglobina glicosilada) es un análisis de sangre que nos dará los niveles medios de glucosa en sangre de los últimos 3 meses. Esta prueba sirve para tanto para diagnosticar la prediabetes, como para comprobar si ya tenemos diabetes tipo 2.

Si el resultado está entre el 5,7 y ek 6,4%, se considera prediabetes.

En caso de estar dentro del grupo de riesgo descrito anteriormente, convendría consultar con un profesional médico la necesidad de realizar esta prueba para descartar una posible diabetes.

¿En qué consiste la prueba de glucosa en sangre en ayunas?

Como el propio nombre indica, se hace un análisis de sangre tras un ayuno mínimo de 8 horas. En función del resultado se puede considerar que tenemos prediabetes: si tenemos un nivel de glucosa entre 100 y 125 mg/dl.

 


 

Estas pruebas han de realizarse si hay sospecha de poder tener prediabetes y siempre y cuando nuestro profesional médico lo considere oportuno, ya sea debido a nuestro estado de salud o a que pertenecemos a algún grupo de riesgo de los descritos anteriormente.

La prediabetes no deja de ser un estado previo a la diabetes, por lo que es importante detectarla a tiempo porque en algunos casos se podría revertir. Como siempre decimos, si hay cualquier duda al respecto lo más recomendable es acudir a nuestro médico o especialista en diabetes.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.