Hipoglucemias durante la practica de ejercicio en niños

El deporte aporta muchas ventajas en un niño con DT1, pero para ello es muy importante tomar medidas antes y después de hacer cualquier actividad física.

Hay que tener en cuenta diferentes factores para evitar hipoglucemia en niños cuando realizan alguna actividad física.

Sabemos que el ejercicio y la actividad física son buenos para todos y muy importante para los niños con diabetes. Con el ejercicio, además de poder ayudar a controlar la glucosa, también es beneficioso para el corazón, músculos, estado anímico y el peso entre muchas otras cosas.

Se puede realizar diferente tipos de ejercicio, ya sea practicando deportes en equipo, de manera individual o actividades al aire libre donde el niño pueda disfrutar.

Hay que tener en cuenta la posibilidad de que el nivel de glucosa le baje durante o después del ejercicio, por lo tanto se debe de estar atento y preparado. Muchos especialistas recomiendan medirlo con frecuencia para evitar una hipoglucemia.

¿Cómo la puedo prevenir?

Primero hemos que tener claro que al realizar ejercicio con movimientos continuos de los músculos durante periodos largos tiende a aumentar la sensibilidad a la insulina. También el riesgo de que le baje la glucosa después del ejercicio es más alta. Se puede prevenir la hipoglucemia durante y después del ejercicio con un poco de planificación.

El Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil de Sant Joan de Déu (CIDI), proporciona una serie de consejos para prevenir hipoglucemias en los más pequeños cuando realizan deporte. Entre estos consejos encontramos los siguientes:

    • Es importante hablar con el especialista para decidir si se debe cambiar la dosis de insulina cuando hace ejercicio.
    • Llevar un control sobre la utilización de insulina.
    • Medirse el nivel de glucosa antes de hacer ejercicio es una excelente opción.
      • Si está baja, es conveniente comer algo y esperar hasta que suba la glucosa. Esto puede variar en cada persona por lo que se debe consultar siempre con un especialista.
      • Si la Glucosa es de más de 240, mídase las centonas. Si hay cetonas presentes, no haga ejercicio, y  si tiene cetonas y hace ejercicio, el nivel de estas puede subir más y le puede dar cetoacidosis diabética.
    • Se recomienda cargar un bolso con suministros y tenerlo siempre al alcance. Puede incluir en el algunos de los siguientes:
      • Caramelo.
      • Tabletas de glucosa.
      • Bocadillo saludable.
      • Barra de granola.
      • Una botella grande de agua. (Siempre hay que estar hidratado)
      • Galletas  y queso.
      • Medidor de glucosa y suministros.
    • Si realiza ejercicio por más de una hora, como un partido de fútbol, es importante hacer una pausa breve para medirse la glucosa y si es necesario comer.
    • Hay que medir la glucosa con frecuencia después de hacer ejercicio. Recuerde que los efectos del ejercicio en la glucosa pueden durar hasta 24 horas.
    • Es muy importante comunicar a sus compañeros de equipo, entrenador o persona con la que realiza ejercicio a qué indicios deben estar atentos en caso de que le comience a bajar la glucosa.
    • Llevar un brazalete o algo que tenga la identificación médica es de mucha ayuda en caso de alguna emergencia.

Three little children riding their bikes

Recuerda que practicar ejercicio físico de forma regular es muy beneficioso para todas las personas, pero aún más para aquellas con diabetes.

El objetivo es mantenerse activo con actividades aeróbicas. Con ello se logra alejar el sedentarismo y se consigue beneficio sobre los niveles de glucosa en la sangre y la salud en general.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.