¿Cómo conservar correctamente la insulina?

La insulina es una hormona que segregan las células beta del páncreas, principalmente como respuesta a la presencia de glucosa en sangre y, en menor grado, de otras sustancias contenidas en los alimentos.

La insulina debe conservarse en al nevera entre 4 y 8º

La insulina es una hormona esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. A grandes rasgos, podríamos decir que la función de la insulina consiste en abrir la puerta de las células para que la glucosa pueda entrar en ellas.

La Diabetes Mellitus tipo 1 aparece por una destrucción de las células beta del páncreas, provocando una falta de absorción de insulina. Por este motivo el tratamiento de la diabetes se basa en la administración de la insulina.

Efecto de la insulina en personas con diabetes
Efecto de la insulina en personas con diabetes

En el caso de la Diabetes Mellitus tipo 2, suele haber una acción insuficiente de la insulina, conocida como la resistencia a la insulina, aunque se produzca correctamente.

Las personas con diabetes deben adquirir insulina e inyectársela de forma regular, ya que su páncreas no es capaz de sintetizarla. Por lo tanto, es esencial que conozcan las técnicas necesarias para conservar dicha hormona vital, de forma correcta, entre inyección e inyección.

¿Cómo debe conservarse la insulina?

Irune Goicoechea, enfermera y educadora terapéutica en diabetes del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, nos explica que las insulinas pueden conservarse a temperatura ambiental porque contienen ciertos conservadores. Estas sustancias permiten mantener la insulina durante un cierto periodo de tiempo, pero tarde o temprano dejan de ser efectivos. Cuando esto ocurre, las bacterias pueden desarrollarse en el interior del vial, degradando la insulina y haciendo que deje de funcionar.

Existen dos parámetros clave que hay que tener en cuenta a la hora de conservar la insulina de forma eficiente. Estos son la temperatura y el tiempo.

Mantener la insulina en la temperatura óptima

Lo recomendable, es almacenar la insulina en la nevera. Debe estar a una temperatura entre los 4 y 8ºC, sin que nunca baje de los 2ºC, ya que en caso de hacerlo, la insulina perdería su efectividad. Hay que tener en cuenta que aunque se conserve en la nevera estará en buen estado durante el periodo indicado en la fecha de caducidad del envase.

Es esencial que la insulina nunca llegue a su punto de congelación. Por lo tanto, está totalmente prohibido guardarla en el congelador. Y cuando la almacenamos en la nevera es preferible que no esté en contacto con las paredes donde el frío puede ser sensiblemente superior que en el centro de la misma.

Se debe de mirar siempre la fecha de caducidad de la insulina

Por otro lado, la insulina no se debería exponer a fuentes de luz y calor intensas. Hay que evitar dejar la bolsa o el estuche donde almacenamos la insulina en un lugar donde la luz solar le incida directamente. Por supuesto, tampoco hay que dejar la insulina durante demasiado tiempo en un coche que esté expuesto al calor del sol.

Para finalizar, la insulina no se debería exponer a temperaturas superiores a los 30ºC. El rango de temperatura seguro para guardar la insulina usada para las inyecciones diarias es el situado entre los 15 y los 29ºC. Sí la temperatura ambiente a la cual está sometida la insulina no supera a esto umbral no será necesario guardar en el frigorífico los viales y plumas de insulina que estén siendo utilizados para las inyecciones del mismo día.

Desechar la insulina una vez ha superado el tiempo recomendado

El vial o pluma de insulina puede utilizarse durante los 28 y 30 días posteriores al primer uso. Más allá de este periodo de tiempo deberá ser descartado. Como ya hemos determinado en la anterior sección de este mismo artículo, envíalo pluma de insulina deberá desecharse si ha estado expuesto a una temperatura superior a los 29ºC.

El control de la diabetes requiere la utilización de utensilios y medicamentos que posteriormente deben ser desechados.

Si quieres más información sobre la insulina y la diabetes, consulta las guías practicas que encontrarás en la biblioteca de soluciones para la diabetes.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.