Diabetes e hiperglucemia posprandial

La hiperglucemia posprandial es el aumento de los niveles de azúcar tras las comidas, y es importante saber en qué consiste para poder manejarla correctamente.

Azúcar e hiperglucemia posprandial

La Hiperglucemia posprandial consiste en un aumento de los niveles de glucosa o azúcar en la sangre después de una comida por encima de los valores deseables. Se observa con mayor frecuencia en personas con diabetes mellitus tipo 2, aunque se aprecia cada vez más en personas con diabetes tipo 1, y puede estar relacionado con un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Si bien es normal que los niveles de glucosa se eleven ligeramente después de una comida, un aumento exagerado o prolongado puede conllevar complicaciones. La regulación de los niveles de glucosa en nuestro organismo se lleva a cabo principalmente gracias al equilibrio mantenido por dos hormonas producidas por el páncreas: la insulina y el glucagón.

Después de comer, la glucosa se eleva moderadamente durante las dos primeras horas, la producción de insulina aumenta y la de glucagón disminuye. Con la reducción de la concentración circulante de glucosa, la insulina secretada se degrada, finalizando así la respuesta unas dos o tres horas después de la ingesta de alimento.

En pacientes con diabetes tipo 1 se requiere administración de insulina para poder mantener este equilibrio en la regulación de la ingesta.

Los niveles de azúcar en sangre posprandial en los adultos deben estar en 160 miligramos por decilitro (mg / dl) como máximo. Considerando una hiperglucemia pospandrial cuando llegamos a niveles de 180 mg/dl.

Aún hay muchas personas con diabetes que no consiguen controlar adecuadamente la glucemia posprandial, es decir, los niveles de azúcar después de las comidas, siendo uno de los principales aspectos a mejorar en el cuidado de las personas con diabetes.
La glucemia posprandial es determinante para alcanzar, en diabetes tipo 1 y 2, los objetivos glucémicos de hemoglobina glicosilada (HbA1c), parámetro que mide el azúcar en sangre de los últimos tres meses y sirve para evaluar si la persona con diabetes está bien controlada o no.

Sabemos que la hemoglobina glicosilada es el principal determinante de las complicaciones crónicas microvasculares de la diabetes (retinopatía, nefropatía, neuropatía). Pero, además, las grandes variaciones en la glucemia posprandial determinan una mayor variabilidad en el control glucémico. Una variabilidad que se relaciona directamente con un mayor riesgo de hipoglucemias y de mortalidad por enfermedades cardiovasculares

La glucemia posprandial puede presentarse con picos muy elevados y provocar una hiperglucemia posprandial excesiva, es decir, una subida de azúcar desmesurada tras una comida.

Actualmente disponemos de la monitorización continua de glucosa(MCG) en tiempo real, que ha ayudado a muchas personas con diabetes a ser conscientes del problema que supone la glucemia posprandial y del impacto de la misma en el control de su diabetes. De hecho, la mayoría de personas con monitorización continua solicitan cambios en su pauta de insulina, en sus patrones de alimentación y en sus dosis de insulina prandial para mejorar la misma.

La MCG es una arma muy eficaz para el mejor control de la diabetes. No obstante, en personas que no usan MCG sigue siendo habitual la no realización de los controles de glucemia después de las comidas. Esto, a la larga, conlleva un mal control de la diabetes y la posible aparición de complicaciones de forma más precoz.

Estamos convencidos de que a las personas con diabetes no solo hay que enseñarles a comer correctamente, sino también a ajustar la dosis de insulina en función de lo que van a comer y el tiempo que debe transcurrir desde la administración hasta la comida.

Por todo ello, consideramos de gran importancia un adecuado control de la diabetes, evitar hipoglucemias e hiperglucemias pospandriales retrasará las complicaciones micro y macrovasculares de la enfermedad y mejorará la calidad de vida de las personas con diabetes.

Referencias:

  • Sociedad Española de Diabetes.
  • Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.