¡Llega el verano y las merecidas vacaciones!

Preparar correctamente la maleta es imprescindible para evitar posibles complicaciones de la diabetes

Viajar es un placer para muchas personas y la diabetes no supone ningún impedimento.  Para ello es recomendable tener en cuenta algunos consejos y aspectos prácticos relacionados con la diabetes y la organización del viaje:

Organizar el viaje

Es recomendable hacer una lista con toda la medicación y utensilios necesarios para el control de la diabetes. De esta manera podremos revisarla en diferentes ocasiones y evitar dejarnos cualquier elemento importante.

En el neceser es imprescindible:

  • Antidiabéticos orales o insulina. Siempre mejor duplicar o triplicar la cantidad por precaución. Esos medicamentos deben ir en el equipaje de mano, en una nevera portátil conserve ya que es necesario que se a una temperatura ideal. Tu informe médico será útil para justificar el motivo. Si vas acompañado reparte la medicación por si se extravía algo.
  • Jeringuillas o bolígrafos de insulina.
  • Medidor de glucosa y tiras reactiva.
  • Si eres usuario de una bomba de insulina, llevar una batería de recambio.
  • Si la medicación que tomas puede causarle hipoglucemia, es recomendable llevar glucagón.
  • Medicamentos para tratar vómitos y diarreas.
  • Protector solar.

También hay que preparar diferentes alimentos para posibles hipoglucemias (azúcar, algún zumo o caramelo…) y alimentos para poder improvisar una comida que aporte carbohidratos sin que se descompongan (tostadas o galletas).

Algunos documentos que no pueden faltar son:

  • Cuando se viaje al extranjero es recomendable visitar siempre a un profesional sanitario para informarse de las posibles precauciones que se deban tomar. Además, siempre que si viaje por Europa, es recomendable solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea para garantizar la atención sanitaria en cualquier país.
  • Solicitar tarjeta de Salud Europea e informarse sobre los acuerdos de asistencia sanitarias que tienen con España.
  • Informarse en un Centro de Vacunación si se viaja a un país tropical o subtropical sobre las vacunas que hay que llevar puesta antes de llegar ahí.
  • Pedir informe clínico a tu personal sanitario. Te será útil para justificar qué tienes que llevar la insulina contigo en la cabina del avión y también si llevas bomba de insulina en los controles aeroportuarios.Aspectos a tener en cuenta para viajar con diabetes.

¿Cómo transportar la medicación para la diabetes en avión?

En el avión es recomendable llevar la medicación en la bolsa de mano y debe viajar en cabina para evitar posible deterioro de la medicación por temperaturas, golpes e incluso pérdidas. La temperatura puede influir en el estado de la insulina, ya que es recomendable que se encuentre en temperatura ambiente y protegerla del sol. En casos en que las temperaturas sean muy altas se recomienda utilizar una nevera portátil.

En muchas ocasiones al pasar del arco de control de seguridad, las bombas de insulina pueden sonar, por lo que algunas personas prefieren avisar al encargado de seguridad para una mayor discreción.

Tal y como hemos mencionado anteriormente, siempre que se viaje en avión es imprescindible llevar un informe médico en Español o Inglés (dependiendo del destino).

Viajar sin contratiempos

Una vez se ha preparado todo lo esencial para salir de viaje, hay que tener en cuenta diferentes aspectos dependiendo del medio de transporte que se utilice:

En avión…

Normalmente la gran mayoría de compañías aéreas ofrecen comidas adaptadas para personas con diabetes, aunque no siempre se puede contar con ello. Algunas comidas durante el vuelo pueden contener un exceso de calorías en relación con la dosis de insulina.

Debido a la inactividad durante el vuelo, la glucosa puede aumentar a valores superiores a lo normal, por lo que es recomendable andar por la cabina para mantenerse más activo durante las horas de vuelo.

Al atravesar zonas horarias, puede ser necesario ajustar la dosis de insulina. Lo ideal es consultar con un profesional sanitario la duración del viaje y si puede haber una alteración en la dosis de insulina.

En autobús, coche, barco o tren…

Si el desplazamiento en coche va a implicar largas horas de viaje, se debe parar cada dos horas y hacer un descanso. En estas paradas, sea en el transporte que sea, hay que estirar las piernas y moverse el máximo posible para evitar que el nivel de glucosa en sangre suba.

También, es recomendable llevar consigo alimentos adecuados como hemos sugerido anteriormente.

Aspectos a tener en cuenta para viajar en avión con diabetes

Durante las vacaciones

Si viajas a un país con un fuso horario diferente tendrás que es posible que debas adaptar el tratamiento a los horarios del país visitado, por lo que debes consultarlo con un profesional médico. Por ejemplo: Si viajas hacia el este, el día allá será más corto por los tanto necesitarás cambiar la dosis de insulina para adaptarte rápidamente a los horarios, pero si tu viaje es hacia el oeste, necesitarás una dosis extra para adaptarte al nuevo horario.

Si vas a un país tropical hay que tener especial atención con la comida y bebidas de los puestos callejeros, ya que alimentarse con productos al que no se está acostumbrado puede llevarte a tener una mala experiencia como la “diarrea del viajero” o vómitos y molestias estomacales. Es recomendable siempre consumir agua embotellada y alimentos cocinados a alta temperatura.

La tentación de pasear descalzo por la arena de una playa paradisíaca es muy grande, pero debes tener especial cuidado en no ir descalzo si tienes una neuropatía o vasculopatía. También se recomienda usar calzados confortables, flexibles y sin costuras, ya que en vacaciones se suele caminar más de lo habitual y usar unos zapatos adecuados es imprescindible.

Playa paradisíaca

Recomendaciones:

  • Cuando vayas a comer, da preferencia a lugares con una gran variedad de comida, así tendrás numerosas opciones de menú para elegir.
  • Pensar por adelantado que te “tocaría” comer.
  • Utilice platos pequeños, eso hará que comas menos cantidad y controlar que comes.
  • No se recomienda que bebas alcohol, pero si lo haces procura tener algo en el estómago ya que si los haces con el estomago vacío te puede causar una bajada de la glucosa en sangre.
  • Evite las bebidas azucaradas pueden afectar el control de la glucosa en sangre.
  • Si conduces largas distancias controla de forma habitual el nivel de glucosa en sangre.
  • La hidratación es imprescindible, no olvides de llevar siempre contigo un botellín de agua y lo más importante de todo, disfruta de tus merecidas vacaciones.

A continuación, os proporcionamos una serie de documentos que pueden ser muy útiles para preparar vuestro viaje:

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.