Piercings y tatuajes… ¿Por qué no?

Hace tiempo que observas el tatuaje o piercing de tus amigos, sabes que te quedará bien, tienes incluso la zona elegida y no te preocupas por el dolor. Pero de repente de detienes y te preguntas ¿podré perforarme o tatuarme si tengo Diabetes?

Están de moda y no parece que sea pasajera. Hace años que nos decoramos el cuerpo con piercings y tatuajes, existen muchos tipos, tamaños y colores, el abanico es amplio ¿Pero puedo hacerme un tatuaje o piercing teniendo diabetes?

Aunque hay especialistas que no lo recomiendan, la realidad es que si se toman una serie de precauciones no hay  ningún problema. Así que si quieres ponerte un piercing o un tatuaje o ambos, puedes hacerlo. Elije lo que te gusta y busca un centro de profesionales que te ofrezcan garantías higiénico-sanitarias.

Si ya has tomado la decisión y estás lanzado, antes debes seguir una serie de recomendaciones:

La primera es evitar el riesgo de infección y problemas con la cicatrización, así que debes tener muy controlados tus índices glucémicos. Si tienes dificultades, consulta con tu médico para que te ayude en el proceso de preparación, es fundamental.

Acudir a tu médico para informarle de tus intenciones siempre es aconsejable, ya que aunque tengas tus índices glucémicos controlados, puedes hacerte algún estudio más para eliminar sospechas de procesos infecciosos y una biometría hemática para conocer si hay alteraciones en plaquetas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.

La zona en la que te vayas a hacer tu piercing y/o tatuaje también es importante. Por ejemplo, no lo hagas en una zona en la que te inyectes normalmente insulina, así que descarta brazos, abdomen o muslos, o en zonas de baja circulación como muñecas o tobillos.

Por fin ha llegado el día, así que vamos a hacer el checking list para comprobar que  lo tienes todo controlado:

  • Has informado al centro de tatuajes que tienes diabetes y el profesional que te va a atender lo sabe.
  • Vas acompañado de un amigo o familiar y has preparado tu ración de carbohidratos para consumirlos un ratito antes de la sesión.
  • Llevas contigo tu glucómetro por si hiciera falta.

¡Perfecto! Lo tienes todo controlado, así que no queda más que desearte que disfrutes de tu piercing y/o tatuaje, porque será algo que te acompañe por mucho mucho tiempo.

Si quieres descubrir más recursos sobre diabetes, en la biblioteca de Soluciones para la diabetes puedes encontrar guías sobre diabetes en formato PDF descargables.

Referencias:

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.