El límite es dejar de intentarlo

En el caso de nuestro protagonista del mes, las carreras de montaña son un símil de la diabetes, en la que hay que aprender a manejarse en subidas y bajadas, empleando todos los recursos disponibles y dosificando las energías.

Julio García, un ejemplo a seguir con DT1

Julio García un segoviano de 28 años es un apasionado de la montaña, la naturaleza, los viajes, el deporte y tiene diabetes tipo 1 desde los 8 años.

20 años en los que no ha renunciado a llevar el estilo de vida que le gusta, ni tampoco le ha limitado en el deporte, pudiendo completar varias maratones y Ultra maratones de montaña. Sin embargo, es consciente de que sin llevar un buen autocontrol y preparación no hubiera sido tan fácil.

Con mirada positiva nos cuenta sus vivencias y decisiones a través de sus publicaciones en un blog muy personal llamado Que no te pare la diabetes.

Perseverante como muchos de nuestros personajes del mes, pone su granito de arena para hacer visible la enfermedad y reforzar los argumentos de quiénes como él defienden que con un buen control y conocimiento de la diabetes se pueden llevar a cabo todas nuestras metas en la vida y el deporte.

Julio García, deportista que no deja que la diabetes le frene. Sin embargo reconoce que ha sido un largo camino llegar hasta aquí y aunque a veces se las dé de listillo también él comete errores de principiante, por eso se reafirma en lo fundamental de aprender a controlarla de forma eficaz con la ayuda de vuestro endocrino.

Con el tiempo, el autocontrol y la organización de rutinas Julio aprendió a escuchar su cuerpo, convirtiendo la diabetes en un aliado para una de sus principales pasiones, el deporte.

La actividad física, no siempre considerada por el personal sanitario, junto con la dieta y la insulina han sido los pilares del tratamiento de Julio. Según su testimonio, la actividad física aumenta la sensibilidad a la insulina además de provocar un descenso de azúcar en sangre que hacen que sea un poderoso aliado, sin embargo también puede resultar peligroso si no se realiza adecuadamente o si no se toman precauciones, por ese motivo hay que consultar siempre con vuestro médico especialista.

En cuanto a la “actividad física moderada” que recomiendan los especialistas, aunque puede ser un buen punto de partida, para aquellos que cómo Julio aman el deporte no debe ser una meta sino algo progresivo y constante para que la diabetes no limite nuestro estilo de vida.

Julio aprendió a que antes de participar en una carrera tenía que ser capaz de controlar la diabetes dando un paseo, es algo que se debe ir construyendo para alcanzar y mantener aquel deporte que nos motiva.

Julio García, con diabetes, se ha enfrentado a grandes retos deportivos.Una de las últimas carreras de Julio ha sido la Ronda del Cims, una ultra maratón de montaña de 170km y 27.000 metros de desnivel que pudo completar en 2016, aquí podéis ver su documental de la experiencia.

Para nuestro protagonista, un soñador y amante del deporte, fue fundamental el apoyo de su familia y el entorno e involucrarse con el personal sanitario para conseguir el estilo de vida que desea.

Podéis seguir a Julio a través de su BlogFacebookInstagram.

 

Artículo autorizado por Julio García.

Compartir artículo

La información proporcionada en este artículo no reemplaza la relación entre el profesional sanitario y su paciente. En caso de duda, consulte siempre a su profesional sanitario de referencia.