Resistencia a la insulina
Atención al cliente: 900 301 334
logo

La eficacia de la insulina (tanto la producida por el propio páncreas como la administrada por inyección) es distinta de unos individuos a otros, de modo que algunas personas (atletas, individuos muy delgados) precisan muy poca insulina para conseguir el efecto deseado, mientras que otros (obesos fundamentalmente) necesitan elevadas concentraciones de insulina para evitar que la glucemia ascienda. Esta última situación se conoce como resistencia a la insulina.

La resistencia a la insulina es una de las características principales de la diabetes tipo 2, de modo que con frecuencia estas personas tienen concentraciones de insulina en sangre iguales o superiores a otras que no padecen diabetes ya que su eficacia es menor.

La causa de la resistencia a la insulina en los pacientes con diabetes no es bien conocida pero se sabe que obedece a una base genética, se agrava con el sedentarismo y la ganancia de peso por acumulo de grasa, especialmente cuando ésta se deposita en la región abdominal.

Importancia de la resistencia a la insulina

Se ha comprobado que la situación de resistencia a la insulina no es una curiosidad biológica sino que tiene gran trascendencia clínica porque se acompaña del desarrollo de múltiples trastornos, entre los cuales destacan:

  1. aumento de los triglicéridos
  2. aumento de la glucosa
  3. aumento de la presión arterial
  4. aumento del colesterol

Todos estos trastornos son factores de riesgo para que la persona que los padece desarrolle arterioesclerosis y por tanto pueda padecer complicaciones vasculares como infarto de miocardio, trombosis cerebral o de las arterias de las extremidades inferiores.

Prevención y tratamiento de  la resistencia a la insulina

La mejor forma de prevenir la aparición de la resistencia a la insulina y los problemas que se derivan de ella consisten en evitar la obesidad mediante una alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio físico.

En personas con diabetes, además de la actividad física y la dieta, existen algunos medicamentos (metformina, glitazonas, eventualmente orlistat) que pueden mejorar esta situación. Debe tenerse en cuenta que el aumento de triglicéridos y de la tensión arterial que a menudo acompañan esta situación, induce más insulino resistencia, por lo que el tratamiento debe ser integral, de todos los parámetros alterados.

La resistencia a la insulina:
  • Está asociada a la diabetes tipo 2 y a la obesidad.
  • Es una alteración tóxica que  favorece el aumento del  colesterol, los triglicéridos y la tensión arterial y en consecuencia provoca arteriosclerosis.
  • Debe combatirse con la práctica regular de actividad física, medidas dietéticas y farmacológicas cuando estén indicadas

Enlaces destacados


 

 

Instituto de Prevención Cardiometabólica IPCAM

Resistencia a la Insulina

Se define como una disminución de la capacidad de la insulina para ejercer sus acciones biológicas. En los sujetos con RI la secreción de insulina está aumentada para compensar ese defecto y de esta manera, estimular el transporte de glucosa en el músculo y en los adipocitos e inhibir la producción de glucosa en el hígado.

Artículos más populares

Los contenidos de esta sección han sido extraídos de los folletos realizados por el Grupo de Estudio de Educación Terapéutica de la  SED (Sociedad Española Diabetes) y el DESG (Diabetes Education Study Group)

Avda. Maresme , 120 08918 - Badalona (BCN)
Atención al cliente: 900 301 334